Tag Archives: TIC y educación

Clase-invertida

Da el salto de la clase convencional a la clase invertida

Hoy en día, innovar en el aula es todo un reto pues esto significa romper con los esquemas ya establecidos. Sin embargo;  existen novedosos modelos que convierten a los alumnos en protagonistas del proceso de aprendizaje, fortaleciendo el trabajo cooperativo y la cercanía entre el estudiante y el docente. Te contamos de qué se trata.

Aunque aún existen bastantes temores en torno a la incorporación de las TIC a los entornos de aprendizaje, modelos de trabajo como el flipped classroom, o clase invertida, facilitan el aprendizaje y hacen las clases más entretenidas y enriquecedoras.

¿De qué manera? Bien, con la clase invertida se invierten los papeles de una clase tradicional dentro del aula, por medio del uso de las TIC. Lo que usualmente es la exposicion del docente frente a una pizarra, es cambiado por una serie de materiales en línea. Estos pueden ser contenidos multimedia, infografías, libros digitales o lecturas que el alumno puede observar cuantas veces sea necesario para revisar el contenido teórico.

La tarea o práctica, entonces, se cambia al tiempo de clase, de manera que el docente está presente y modela la aplicación de ese conocimiento. De esta manera, se favorece también la aplicación de distintas metodologías como el Aprendizaje Basado en Proyectos o ABP y el aprendizaje colaborativo, pues el tiempo que se invertía en clase para la explicación teórica y de procedimiento, ahora se usa para realizar múltiples actividades dinámicas

¿Cómo invertir una clase?

  1. Cambiar tu papel como docente en el aula. Debes pasar de ser expositor a un facilitador y guía. Si así lo deseas, rompe con el paradigma e intenta nuevas metodologías que estén al ritmo de aprendizaje actual.
  1. Buca los contenidos. Es muy sencillo. Internet es un gran facilitador de recursos, herramientas y plataformas para la enseñanza. (Lee: ¿Cómo se creó Khan Academy?).
  1. Elabora el material. Si los recursos que hay en Internet no te parecen lo suficientemente acertados para las necesidades de tu materia, aún puedes crear tu propio material. Escanea lecturas, crea infografías o haz videos, etc. Aunque no seas un profesional, puedes utilizar herramientas online gratuitas para cumplir con tu cometido.
  1. Incorpóralo a la clase. Haciéndolo podrás optimizar el tiempo de repaso, explicación y práctica y, en su lugar, emplearlo para afianzar conocimientos.

No temas y piensa en tus alumnos. Con esta metodología llevarás el proceso de manera personal, trabajando sobre los distintos obejtivos y ritmos de aprendizaje.

Aunque aún existen bastantes temores en torno a la incorporación de las TIC a los entornos de aprendizaje, modelos de trabajo como el flipped classroom, o clase invertida, facilitan el aprendizaje y hacen las clases más entretenidas y enriquecedoras.