estudiantes virtuales

Los estudiantes virtuales son importantes para las instituciones

Uno de los mayores inconvenientes al manejar entornos virtuales de aprendizaje es la deshumanización de los mismos, pese a sus características. Esto, puede ser motivo de frustración para el estudiante; es allí, cuando la Institución debe dimensionar la importancia de adoptar medidas para mantenerlos interesados. ¿Cuáles? Aquí te contamos.

Una sociedad que vive en constante cambio debe comenzar a asimilar nuevos ritmos, en especial, cuando se habla de entornos virtuales. Los alumnos se enfrentan a una forma desconocida de aprender, así como los docentes a una manera alternativa de enseñar, gracias a la virtualidad.

Considerando este panorama, y teniendo en cuenta el crecimiento de educación virtual en el país, (lee: La educación virtual en Colombia creció 500% en 5 años), las instituciones educativas tienen un reto: mantener enganchados a los estudiantes virtuales que hacen parte de sus programas. A simple vista puede concebirse como un eje poco trascendental; sin embargo, resulta tan importante como hacerlo con los que asisten al salón de clases.

Entonces, ¿cómo demostrarle a los alumnos que son importantes para la institución? ¡Simple! Integrándolos en las actividades universitarias. Las personas que acceden bajo la modalidad presencial disponen de una cantidad de recursos, herramientas y beneficios que los estudiantes virtuales, de igual manera, pueden aprovechar. ¡Hazles saber! A continuación te mostramos cómo.

AUNQUE NO ASISTEN, SON ESTUDIANTES

Invítalos a las actividades culturales. Las facultades siempre proponen algún tipo de actividad, bien sea un concierto, una presentación teatral o sesiones de cineclub. Esto les permitirá incorporarse con los demás estudiantes y, en general, con la institución.

Proponles actividades extracurriculares. Las disciplinas artísticas son un gran complemento de enseñanza. Además, les ayudará a distraerse de cualquier tipo de obligación. Un curso de fotografía, dibujo, danza o música son un buen recurso.

Dales acceso a bienestar universitario y a las instalaciones. Invita a tus estudiantes virtuales a ser parte de los equipos deportivos. Así mismo, asegúrate de que entiendan que las instalaciones están a su completa disposición, al igual que todos los recursos existentes en ella, tales como las salas de computo o la biblioteca.

Acompáñalo en la toma de decisiones. Ofrece a tus estudiantes virtuales expectativas razonables y capacita a tu personal para que les facilite una orientación académica y trámites administrativos, de manera rápida y sencilla.

MÁS QUE TUTOR, ERES UN GUÍA

Reconoce su excelencia académica. Destaca la labor de tus estudiantes virtuales. No hay nada más motivante y gratificante que el reconocimiento. Extiéndeles invitaciones a debates y talleres, e incluso, organiza una conferencia para que ellos cuenten su experiencia a los aspirantes.

Maneja una comunicación asertiva. Tenemos claro que, como tutor virtual, las maneras de comunicación son totalmente diferentes. Más allá de darles la bienvenida, explicarles una serie de temáticas y evaluar los avances, promueve el trabajo en equipo. Invítalos a hacer sugerencias y propuestas, y oriéntalos para que utilicen los recursos de manera apropiada. (Lee: Comunicación sincrónica y asincrónica en la Educación Virtual)

REALIZA UN SEGUIMIENTO CONTINUO

¡Hazlos sentir parte de algo! Este es un punto valioso para evitar la deserción. No permitas que tus estudiantes virtuales se sientan solos. De por sí, deben atravesar la barrera de adaptación. Asegúrate de mantenerte atento a sus necesidades siempre.

Uno de los mayores inconvenientes al manejar entornos virtuales de aprendizaje es la deshumanización de los mismos, pese a sus características. Esto, puede ser motivo de frustración para el estudiante; es allí, cuando la Institución debe dimensionar la importancia de adoptar medidas para mantenerlos interesados. ¿Cuáles? Aquí te contamos.

Programa virtual

Siguiente articulo

7 consejos para tener un programa virtual exitoso

Hoy en día los cursos en línea son más comunes de lo que parece. Estos constituyen una oportunidad para los estudiantes que desean formarse, por una u otra circunstancia desde la comodidad de su hogar. Aquello, es una fiel muestra de que estos rompen incluso las barreras geográficas que, en algún momento, fueron limitantes para el proceso de formación.

Sin Comentarios

Cancelar